viernes, 1 de julio de 2016

Casadielles Asturianos

Hace mucho tiempo que tenía esta receta por el ordenador y hoy lo he encontrado. Así que aquí os la traigo. Es un postre típico de Asturias, aunque unos dicen que es el más típico, para mí no lo es. No digo que no esté bueno... pero donde esté un arroz con leche... que se quite lo demás, jeje.

Os dejo la receta tradicional paso a paso y seguro que os encantará.


Ingredientes:
Para la masa:
500 gr. de harina
250 gr. de agua
250 gr. de mantequilla
10 gr. de sal
2 huevos

Para el relleno:
50 gr. de almendra
250 gr. de nuez
1 cucharada de miel
Anís 

Preparación:
- Comenzamos trabajando la masa. Para ello, en un bol añadimos 500 gr. de harina, 250 gr. de agua, 250 gr. de mantequila, 10 gr. de sal y 2 huevos.
- Con fuerza amasamos los ingredientes hastas que consigamos que la masa se despegue de las manos. Notaremos una textura distinta en ella. En caso de dificultad, añadimos un poco más de harina. Dejamos reposar en frío durante dos horas.
- Para elaborar el relleno, podemos emplear nuez o bien una mezcla de nuez y avellana. empleamos ambos frutos secos en igual proporción; en este caso, 250 gramos de cada para hacer 24 casadielles, junto a una cucharada de miel y anís asturiano, para darle la consistencia que buscamos. Cada uno echará el anís al gusto.  
- Una vez que la masa ha reposado, la cortamos en varias partes y con la ayuda de un rodillo de cocina la extendemos.
- Cortamos con un cuchillo trozos de masa de forma rectangular del tamaño que queramos que tengan nuestres casadielles.
- Antes de colocar sobre ellos el relleno, debemos, con la ayuda de un pincel, pintar los bordes, bien con auga o bien con huevo. 
- Si disponemos de una manga pastelera, la rellenamos con los frutos secos ya trabajados y extendemos una pequeña cantidad por el medio del corte de masa.
- A continuación, cerramos ayudándonos de un tenedor. Es muy importante que la casadiella quede bien sellada para evitar que a la hora de freír se pierda el relleno, se abra y se estropee todo el trabajo que hemos hecho previamente. 
- En la freidora, con un buen aceite que habremos deshumado previamente, introducimos les casadielles una a una. El aceite debe estar a 180 grados. 
- Cuando tengan un buen color dorado, las retiramos de la freidora, dejándolas escurrir y, a continuación, las pasamos por azúcar. También podemos hacer esto en una sartén, llevando a cabo un proceso similar y friéndolas en abundante aceite de calidad. En la sartén es muy importante darles la vuelta a mitad de la fritura. Con la sartén, al igual que con la freidora, escurrimos y, a continuación, pasamos por azúcar.

6 comentarios:

  1. Tienen una pinta deliciosa. Almendra y miel; la combinación perfecta...
    Acabo de conocer tu blog y me quedo por aquí. Te dejo un enlace del mío por si quieres echarle un vistazo;
    creandodesdemicocina.blogspot.com
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Comparto tu opinión, para mi el arroz con leche asturiano está buenísimo, pero no hay que desmerecer los casadielles.
    besos,

    ResponderEliminar
  3. Que gustazo poder disfrutar de estos casadielles!!, un dulce super rico y a ti te han quedado de vicio Sergio.

    Besines

    ResponderEliminar
  4. Que ricos tienen que estar. Feliz finde :-)

    ResponderEliminar
  5. Que ricos tienen que estar. Feliz finde :-)

    ResponderEliminar
  6. Debo decir que no se si es el más típico o no y en verdad las casadielles no las he probado nunca, eso si por la pinta se que me gustarán así que como al arroz con leche nunca le digo que no jaja yo me como una de arroz con leche y alguna casadielles, ¿trato? jeje besos

    ResponderEliminar

Siempre se agradece un comentario sobre la receta y si tenéis dudas, gustoso estaré de responderlas