martes, 3 de mayo de 2016

Bizcocho Cebra

Primer día de curro pasado y la verdad que bastante bien. Ya es la quinta vez que voy a trabajar a esta fábrica y espero que ya me dejen aquí. Eso sería lo ideal. Además hoy vuelvo a mi turno, con mis compis de otros años y voy con ganas. Y para celebrarlo os traigo mi primer bizcocho cebra... Y así me ha quedado, jejeje. No sé los motivos por lo que las capas han quedado tan juntas y a la vez tan diseminadas... será cuestión de práctica por lo que el siguiente espero que me quede un poco mejor.


Ingredientes:
Masa de Vainilla
350 g de harina de repostería
2c/c de levadura química
1/4 c/c de sal
200 g de azúcar
200 g de mantequilla ablandada
5 huevos medianos
280 ml de leche entera
1 c/c de extracto de vainilla

Masa de Chocolate:
35 g de cacao en polvo sin endulzar
70 g de leche entera
20 g de azúcar

Preparación:
- Preparamos la masa para chocolate. Vertemos para ello en un bol la leche, el cacao y el azúcar. Mezclamos bien con las varillas y reservamos.
- Pasamos la harina por un tamiz junto con la sal y la levadura.
- Medimos la leche en una jarra y reservamos. 
- En otro bol ponemos la mantequilla y el azúcar para hacer la masa de vainilla. Mezclamos bien
- Cascamos los huevos en un bol y los vamos añadiendo de uno en uno a la mezcla de mantequilla y azúcar, sin dejar de batir.
- Agregamos la leche y la harina en 2 tandas y mezclamos todo muy bien.
- Cuando esté homogénea la masa la pesamos y la dividimos en dos partes iguales, más o menos. Mezclamos una de estas partes con la masita de chocolate que preparamos al principio, hasta que esté toda de un color homogéneo. Así obtenemos dos masas: una crema y otra oscura. Añadimos el extracto de vainilla en la masa de color crema y mezclamos bien.
- Preparamos un molde de 26cm que engrasamos y enharinamos bien.
- Vamos vertiendo en el centro del molde cucharadas alternas de las dos masas, intentando que cada nueva cucharada quede dentro del color anterior.
- Llevamos al horno a 180ºC con calor arriba y abajo durante unos 50-60 minutos.
- Lo dejamos reposar 10 minutos y lo desmoldamos. 
 - Dejamos enfriar en una rejilla.

5 comentarios:

  1. ¡Da igual!, el caso es celebrar la vuelta al trabajo...enhorabuena y que te dure mucho.....estoy segura que la próxima tu pastel de cebra quedará perfecto...
    Un besito y suerte
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  2. Felicidades¡ siempre resulta más agradable llegar a un sitio a trabajar cuando ya conoces la gente, y por el bizcocho ni te preocupes, se ve genial, que te ha salido con muchas más capas, seguro que esta buenísimo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Dicen que no hay dos cebras iguales, así que el próximo no te quedará así. A mí me da envidia lo bien que te ha quedado, se me resiste hasta el marmolado. Las magdalenas de la entrada anterior también me han encantado. Veo que con este trabajo lo ves todo muy dulce... Un besote.

    ResponderEliminar
  4. En primer lugar desearte que se cumplan tus deseos de trabajo y de segundo felicitarte por este bizcocho tan rico que hiciste
    besinos

    ResponderEliminar

Siempre se agradece un comentario sobre la receta y si tenéis dudas, gustoso estaré de responderlas