viernes, 23 de octubre de 2015

Guindillas Fritas

En esta época del año es típico tener excedentes de productos de la huerta y hay que buscarles alguna salida diferente a la que estamos habituados. Así que cuando compré unas guindillas para embotar en el mercado, el señor me aconsejó hacerlas de otra manera que es como hoy os las presento. Ya veréis como os gusta sin dudarlo y os engancharéis a ellas cosa mala.


Ingredientes:
Guindillas o piparras
Sal
Aceite

Prepación:
- Cogemos una sartén y echamos un buen chorro de aceite de oliva virgen y dejamos calentar a fuego bajo.
- Cuando esté caliente, añadimos las guindillas y dejamos que se hagan poco a poco pero sin llegar a quemarse. Tienen que estar tirando a durillas pero hechas.
- Una vez retiradas a un plato con papel absorvente, echamos sal por encima y emplatamos.
- Si queremos podemos añadir unas gotas de vinagre para realzar el sabor.

4 comentarios:

  1. Yo también las hago así fritas algunas veces, a ver cual pica más!! Están de vicio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. No las comí nunca así, tienen que ser todo un vicio,y con ese poquito de vinagre mmm sensacionales,besos

    ResponderEliminar
  3. Nunca las he probado, pero tengo un bote en casa que me regalaron las preparare como tu dices.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Siempre se agradece un comentario sobre la receta y si tenéis dudas, gustoso estaré de responderlas