martes, 3 de junio de 2014

San Jacobos

Si queréis prepararos una cena rápida, aquí os doy una muy buena idea. Y son unos san jacobos como los de toda la vida. Recuerdo cuando nadie los conocía y mi tía me los preparaba hace más de 20 años. Y la verdad, que como los que preparaba ella, ninguno. Así que aquí os traigo una idea estupenda para hacer y que a los más peques seguro que les va a encantar.


Ingredientes:
Jamón York en lonchas gruesas
Queso de Fundir
Harina
Pan Rallado
Huevo
Aceite de Oliva

Preparación:
- Colocamos en un bol la harina, en otro el huevo bien batido y en otro el pan rallado.
- Empezamos haciendo los san jacobos, para ello colocamos una loncha de jamón york, encima una de queso y cerramos con otra de jamón york.
- Pasamos el san jacobo por la harina para sellarlo bien y quitamos el exceso de harina que pudiera tener.
- Calentamos bastante aceite en una sartén.
- Pasamos el san jacobo por el huevo batido y a continuación por el pan rallado.
- Si queremos darle un toque más crujiente, podemos pasarle de nuevo por huevo batido y pan rallado.
- A continuación llevamos a la sartén y freímos por ambos lados hasta que quede bien doradito.

19 comentarios:

  1. Deliciosa receta, Sergio, que gusta a todo el mundo!

    ResponderEliminar
  2. Es verdad, son una cena estupenda y no sé porqué no los preparo...me llevo tu receta que si es familiar seguro que no falla ;)

    ResponderEliminar
  3. Esto es una cosa que a mí se me escapa por completo. No puedo comprender a la gente que compra esa porquería congelada con forma de sanjacobo, con lo sencillísimo que es hacerlos!

    ResponderEliminar
  4. Donde dices que se puede apuntar uno para poder degustar esta maravilla??' Jo que buena receta clásica¡ mil besiños

    ResponderEliminar
  5. Muy ricos ,serian una cena perfecta
    besinos

    ResponderEliminar
  6. Un clásico de los ricos de verdad! en casa les encantan!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Sergio !
    Vengo a agradecerte tu visita a mi cocina . Estoy teniendo problemas con el ordenador estos dias , por eso , no he podido venir antes y con el móvil tardo un montón je je y no tengo paciencia ;)
    Cuántos SanJacobos habré comido en mi época juvenil , nos encantaban !
    No sabes los gratos recuerdos que me han venido a la mente .
    Un saludo , por aqui me quedo yo también ;)

    ResponderEliminar
  8. A mis hijos como a cualquier joven les encantan, se los comia de dos en dos, ya hace mucho que no los hago a mi ya no es lo que mejor me sienta (los fritos) pero estan ricos de verdad, un besito

    ResponderEliminar
  9. Siempre triunfan en casa, y estos tuyos tienen una pintaza rica...rica Sergio.

    Un besin

    ResponderEliminar
  10. me gustan mucho los san jacobos, de vez en cuando se puede pecar no?

    ResponderEliminar
  11. Ninguno mejor que los san jacobos caseros, que ricos.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  12. que ricos y si son caseros mucho mejor

    ResponderEliminar
  13. De toda la vida pero bien ricos con una buena ensalada, besos

    ResponderEliminar
  14. soy fan de los sanjacobos y tienen una pinta los tuyos riquísima :)
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. Si no hay como una receta de toda la vida Sergio, son de lo mejor, porque aparte de ricas están cargadas del recuerdos.
    Un biquiño

    ResponderEliminar
  16. Es cocina viejuna revisitada, porque mi madre también lo habrá hecho alguna vez. Socorrido y rico. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué mal ha quedado el otro comentario. Más bien quería decir que podían haber quedado relegados a cocina viejuna, pero por socorridos y ricos más bien son un clásico sencillo. A ver si aprendo a ser menos escueta. Un besote.

      Eliminar
    2. jajaja, te entendi a la primera su!!! y como bien dices este es un clasico de los de toda la vida

      Eliminar
  17. Que ricos san jacobos, a mí me encantan! Y si son caseros mejor que mejor. Bss

    ResponderEliminar

Siempre se agradece un comentario sobre la receta y si tenéis dudas, gustoso estaré de responderlas