lunes, 17 de febrero de 2014

Pacharán

Esta receta la tenía guardadita en el cajón y nunca encontraba tiempo para publicarla, así que hoy mismo os la presento. Espero que vuestro finde haya sido tan genial como el mío, y si además lo haces al lado de la persona que quieres, pues aún mejor. Gracias cariño!!!!

El pacharán (patxaran en euskera) es un licor, cuyo contenido alcohólico está comprendido entre 25 y 30% del volumen, obtenido por la maceración de endrinas, fruto de color negro-azulado del endrino (Prunus spinosa), en aguardiente anisado, característico de las regiones de Navarra y Aragón. El pacharán ya era bien conocido y bebido en Navarra desde la Edad Media. El destilado de licores a partir de bayas de endrino ha sido común en toda Europa desde la edad media, con el nombre de Ginebra (el nombre proviene de la denominación en latín del enebro Juniperus communis L.), aunque la ginebra normalmente está aromatizada con plantas distintas al anís.

Historia: Edad Media
Se tiene constancia de que el pacharán formó parte del menú servido en la boda de Gonofre de Navarra (1394 - 1428), hijo natural del rey Carlos III, con Doña Teresa de Arellano en 1415. También se sabe que la reina Blanca I (1385 - 1441) tomó pacharán por sus propiedades medicinales cuando enfermó en el Monasterio de Santa María de Nieva en 1441.


Ingredientes:
Anís especial para pacharán
Una ramita canela
200gr de endrinas
8-10 granos de café
Preparación:
- Primero de todo hay que ir a recoger las endrinas. Se deberán elegir maduras pero duras, que no se vea nada verde en su piel pero no se noten blandas al tacto. Y procurar cogerlas sin rabito, que luego daría más trabajo para quitarlo. Las más verdes darán un toque acidillo al resultado muy agradable, mientras que las en exceso maduras darán un sabor más profundo y dulzón.
- Según llegemos con ellas procedemos a limpiarlas bien. Quitamos todos los restos de hojas y los rabitos (que pueden dar mal sabor y dificultan la extracción), y tiramos todas las que veamos con agujeros (de gusano) o estropeadas.
- Las ponemos en agua (en un recipiente amplio) para terminar de lavarlas, durante un buen rato. Así aprovechamos de nuevo para tirar las que floten, y podemos hacer salir algún gusanito que se nos haya escapado (que los habrá).
- Una vez bien limpias se pasan a los recipientes que tengamos donde queramos hacer la maceración, a ser posible frascas de boca algo ancha (y si no a las mismas botellas de 3L. del anís). Se rellenan en la proporción dada de peso (y añadimos lo que queramos añadir, según nuestros gustos), y se completa el llenado con el anís (y orujo si queremos).
- Se debe dejar el pacharan casero en reposo en un lugar fresco y a oscuras durante 6 meses antes de consumirlo. 
- Aunque a partir de los 3 meses ya irá cogiendo buen color y podemos irlo probandolo a ver cómo va de extracción de sabor (que las ganas nos podrán...). No conviene dejarlo más de 9 meses (a lo sumo 12) con las endrinas, pues coje sabor a viejo (al empezar a extraer sabor de los huesos).
- Para el consumo es recomendable colar el patxaran casero con un colador de malla muy fina para meter en botellas normales (o pasarlo a frascas nuevas, si hemos hecho mucho y ya tiene tiempo suficiente de maceración), y tenerlo en el frigorífico si se quiere frío, incluso servirlo en chupitos sacados del congelador, evitando siempre echarle hielo.

10 comentarios:

  1. oleeeeeeeeeeeee tu pacharan y esas palabras para tu chica!!! :) :) :)
    y besote y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Yo había hecho alguna vez....muy parecido pero no igual....tendré que probar tu receta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Que recuerdos mi abuelo lo hacia!!besos

    ResponderEliminar
  4. He hecho bastantes licores, pero pacharan nunca lo hice, la verdad es que no se como sabe, tendre que probarlo primero por si no me gusta, pero siempre es bueno aprender, un beso

    ResponderEliminar
  5. Muy buena receta Sergio, en casa se ha hecho unas cuantas veces hace años. Y con una receta muy parecida a la tuya.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Este me lo apunto, que me encanta hacer licores.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  7. Me gusta el licorcito este, y fijate que suelo hacer licores en casa pero nunca se me ha dado por hacerlo de pacharán. ! Tomo nota eh !

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me guardo la receta, que yo también soy como Lola, me encanta hacer licores y luego sacarlos cuando hay visitas, jejeje, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  9. Estos licores no se pasan nunca de moda, son únicos. Cada año cojo enebro natural, porque en mi pueblo plantaron en unos jardines municipales y se han unos arbolitos preciosos, parecen pequeños abetos. En el blog tengo varias recetas donde los empleo. Destacaría principalmente una salsa de vino tinto al que le dio un sabor a campo buenísimo. En los guisos de carne de ternera o corzo también le queda bien, en fin, que me estoy enrollando, jeje
    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. tengo la receta a pendientes desde hace sigloooss!! que ricoo es! besos

    ResponderEliminar

Siempre se agradece un comentario sobre la receta y si tenéis dudas, gustoso estaré de responderlas