miércoles, 27 de noviembre de 2013

Escones

Con la receta de hoy, creo que ya es la última de todo el curso de masas que hice hará 2 semanas. La verdad que os he dejao esta receta para el punto final porque fué, sin duda, la que más me gustó. Además también es muy sencillita de hacer y os pueden ayudar los peques de la casa.Una vez hechos se parten por la mitad y se rellenan de mermelada o de mantequilla.

Un scone es un panecillo individual de forma redonda, típico de la cocina del Reino Unido y originario de Escocia. Es un alimento muy común en desayunos y meriendas tanto del Reino Unido como de Irlanda, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos. En Escocia, las porciones triangulares de la torta de pan aplanada llamada bannock (probablemente el antepasado del scone) se conocen igualmente como scones.

Está elaborado con harina de trigo, centeno o avena, mantequilla y levadura. Se suele servir templado y abierto por la mitad, y aparece como un ingrediente del high tea (merienda-cena) en Escocia. Aunque el scone sea tradicionalmente redondo, se comercializa también en forma de triángulos más planos para ahorrar harina. Los scones caseros pueden ser redondos, triangulares o cuadrados.


Ingredientes:
250gr de harina
1 cucharadita de bicarbonato sódico
10gr de azúcar
1/2 cucharadita de sal
55gr de mantequilla
150ml de leche

Preparación:
- En un bol mezclamos la harina, la sal, el bicarbonato y el azúcar. Removemos bien.
- Añadimos la mantequilla cortada a dados y mezclamos con las manos hasta que quede textura de migas de pan.
- Añadimos de a poco la leche y vamos amasando suavemente, hasta que estén bien mezclados.
- Dejamos reposar 30 minutos y pasado ese tiempo, extenderemos la masa con las manos, dejándolos de un grosor de unos 2-3 cm.
- Cortamos con ayuda de un cortapastas.
- Horneamos a 170ºC durante 15 minutos.

13 comentarios:

  1. ohhh, que icos! te han quedado perfectos, todos iguales...estupendos para los desayunos y meriendas, porque me pillas lejos, que si no...jaja
    un besote

    ResponderEliminar
  2. Pues te han quedado monísimos, oye. Como dice Tere, ideales para el café de la tarde ^o^

    Bss
    *Con Especias

    ResponderEliminar
  3. Nunca los comi ni los hice, así que disfrutaré con los tuyos, aunque sea virtualmente. Un besiño.

    ResponderEliminar
  4. Oye pues menudo curso más interesante!! no los he probado nunca pero seguro que son deliciosos

    ResponderEliminar
  5. Oh Sergio!! Scones!!! Qué deliciosos, nos rechiflan. Y con mermelada roja y clotted cream, la perfección.
    Qué buenos te han salido, nos cogemos unos poquitos para merendar....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Pues te han quedado estupendos!! son perfectos tanto para acompañar con algo dulce como salado. Yo todavía no me he animado, ya va siendo hora ¿no?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Hace tiempo que los quiero hacer y viendo los tuyos a ver si me animo.te han quedado divinos.Besos.

    ResponderEliminar
  8. Veo que ya las masas de ningún tipo no tienen misterio para ti... Una estupenda y cosmopolita merienda-cena. Un besote.

    ResponderEliminar
  9. Nunca me ha dado por hacer pan,voy a tener que ponerme a ello,porque viendo estos ricos scones me entro el gusanillo,,,saludos¡¡¡

    ResponderEliminar
  10. Mou está cada vez mais expert em massas, cada receita fabulosa. Seus scones ficaram perfeitos, lindos. Gostei da cor que ficaram, com um cafezinho seria perfeito. Besitos

    ResponderEliminar
  11. como me recuerdan mi viaje a Dublin, alli los hice con una estupenda cocinera


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  12. Estos, seguro que te los copio, tienen que estar riquisimos calentitos
    besitos

    ResponderEliminar
  13. Qué ricos Mou, yo los probé en Escocia y ¿te puedes creer que aún no los he preparado? pero viendo lo fácil que lo explicas creo que me atreveré un día de estos ejej...besitos y buen finde!

    ResponderEliminar

Siempre se agradece un comentario sobre la receta y si tenéis dudas, gustoso estaré de responderlas