viernes, 2 de marzo de 2012

Cabecilla de cordero Asada

Creo que no hay mejor plato que degustar una cabecilla de cordero recien asada. Llevo años comiéndola y cada vez la disfruto más. Plato que antaño esperaba en invierno a que llegara el domingo para poder cenarlo.
Y ahora cada vez que puedo me doy este caprichito, que a parte de fácil preparación es mucho más rico de comer.
Un plato que se come con las manos y que se disfruta. Bueno para los sesos os dejamos usar una cuchara... jeje.


¿Y qué necesitamos para hacer unas riquísimas cabecillas al horno? Pues aquí os pongo la receta paso a paso para que podaís disfrutarla.

Ingredientes:
Cabecilla de cordero
Agua
Sal

Preparación:
- La noche anterior dejamos la cabecilla sumergida en agua para que se acabe de desangrar.
- Precalentamos el horno a 200ºC.
- Escurrimos y limpiamos la cabecilla: le quitamos los pelos del morro y de las cejas.
- Se colocan en la bandeja con el corte hacia arriba. Con esto evitamos que se peguen los sesos en la cazuela.
- Se mantienen así hasta que estén doradas. Se les da la vuelta y se deja que se hagan por el otro lado.
- Se sacan del horno y a disfrutarla!!!!

6 comentarios:

  1. no me va mucho el cordero peor seguri que te ha salido muy bueno
    un sladuo

    ResponderEliminar
  2. Un plato delicado, aunque seguro que sabroso

    ResponderEliminar
  3. Me da cosas verla con la la lengua y ahi,.,,partidica,,peor y lo buena que esta ???que me comia yo esta noche ,,,sin pensarlo,,,aunque sea un trocito.

    Besitos guapa

    tremendita-tremendita.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. La cosa es q mucha gente no puede con este plato xq son sesos y es la cabeza del pobre animal... pero yo os aconsejo q la comais porque esta de mas de rica y sabrosa.
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Cuanto tiempo y grados

    ResponderEliminar

Siempre se agradece un comentario sobre la receta y si tenéis dudas, gustoso estaré de responderlas