martes, 21 de febrero de 2012

Lasaña de calabacín y pollo con besamel de piquillos

Hoy os traigo una receta mucho más elaborada de las que últimamente os traía. Hoy tenemos una lasaña, pero os preguntaréis dónde esta la pasta... pues no hay pasta, sino que ésta se ha sustituido por láminas de calabacín.

El contraste que le da la verdura con el pollo es espectacular y ya si le añades una besamel de piquillos no os digo nada... y todo esto es muy sencillo de hacer. Sólo hay que tener paciencia.



Ingredientes:
1 calabacín
1 pechuga de pollo en filetes

*Salsa:
Pimientos del piquillo
Harina
Sal
Aceite
Leche
Nuez moscada

Preparación:
 * Bechamel de Piquillos:
- Batimos 4-5 pimientos del piquillo con la batidora.
- Pon en un cazo a calentar la leche.
- En otro cazo pon aceite de oliva a fuego lento.
- Cuando esté caliente, añade la harina y deja que se cueza. Si la dejas poco tiempo la bechamel sabrá a harina cruda, por eso es importante dejar que la harina coja algo de color, aunque sin llegar a dorarla ni quemarla.
- Ahora remueve bien, con una espátula de madera o varilla, la harina con el aceite hasta que la mezcla se desprenda de las paredes.
- Cuando la leche esté hirviendo viertela sobre la mezcla y aparta del fuego.
- Ahora toca remover constantemente hasta que desaparezcan los grumos de la bechamel (4 o 5 minutos).
- Solo queda echar una pizca de sal y rallar un poco de nuez moscada sobre la bechamel y los pimientos del piquillo para que tome color.

* Lasaña:
- Cortamos el calabacín en láminas pequeñas en corte longitudinal.
- Sofreímos el calabacín en una sartén con un poco de aceite y reservamos.
- Montamos la lasaña, poniendo una lámina de calabacín y otra de pollo (entre capa y capa, salpimentar). Así tantas capas como queramos.
- Una vez montada, cubrimos con la bechamel.
- Al horno a 210ºC durante 15-20 minutos.


Y antes de acabar, aquí os enseño como quedó la mesa para cenar por San Valentín con mi novia.
Las recetas están explicadas en las 3 entradas anteriores. Falta la del buey que la podeís encontrar aquí


Un saludo a tod@s

13 comentarios:

  1. Mou que receta tan sencilla y rica a su vez,me ha gustado la combinación!!Un besote

    ResponderEliminar
  2. Pues me parece todo un acierto, cambiar la pasta por el calabacín, le das su toque distinto y además vaya pinta buena.
    Saludetessss.
    Javi.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, que se olvido comentarte, vaya mesa, ¿no?, si veo patitas y todo, jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Echa un vistazo a la forma de preparar el buey xq me lo enseño mi novia y esta realmente cojonudo.

      Eliminar
  4. Una versión estupenda de lasaña. Besiños.

    ResponderEliminar
  5. Una excelente receta. Un beso grande y gracias por compartir

    ResponderEliminar
  6. Una lasaña distinta con una pinta muy rica, seguro que a mi me va a gustar, la mesa de lujo mucho besos

    ResponderEliminar
  7. Me alegro de q os haya gustado a todos y como bien decis, el contraste de la verdura con el pollo es espectacular.
    Y si os sobra bechamel podeis utilizarla para hacer unas croquetas de ventresca de bonito q quedan de lujo...

    ResponderEliminar
  8. que original,una idea muy buena!
    saludos.

    ResponderEliminar
  9. Aunque no soy muy lasañera, la mezcla de pollo y calabacín me encanta. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aconsejo que lo pruebes, aunque sea sin echar la bechamel xq esta muy rica.
      un saludo

      Eliminar
  10. ¡Qué rica la bechamel de piquillos! Me la apunto.

    Besos,

    Sacer

    ResponderEliminar

Siempre se agradece un comentario sobre la receta y si tenéis dudas, gustoso estaré de responderlas