domingo, 27 de noviembre de 2011

Chuleta de Sajonia Encostrada

Hace tiempo que quería comer este tipo de chuleta ya que antes en mi casa se comía muchas veces, pero no sé porqué, de la noche a la mañana, se dejo de traer. Así que el otro día que me quedé solo pues me fuí a comprarlas. Siempre las he comido dándoles un vuelta y vuelta para calentarlas un poquillo pero nada más. Así que me dispuse a buscar por la red y encontré varias ideas que fuí cogiendo y aquí está el resultado.


Pero eso sí, ¿sabeís de dónde viene lo de chuleta de sajonia?

Kasseler o también Kassler es un filete de carne porcina puesto en salazón y un poco ahumado. Se hace con carne procedente de las costillas. Existen en la cocina alemana diferentes expresiones para referirse a este plato de carne, como Kasseler Rippenspeer, Kasseler Kotelett o Kasseler Lachsfleisch. Existen también filetes preparados con codillo de cerdo (Kasseler Kamm). Si la carne procede de la paletilla se denomina Kasseler Blatt. En España se denomina a veces como filete o chuleta de Sajonia. Es muy parecido a la chuleta de cerdo.

Origen:

En contra de lo que pude pensarse no es una especialidad proveniente de Kassel (Hesse). El origen del nombre está en que el filete se prepara siguiendo la receta de un carnicero berlinés llamado Cassel de finales del siglo XIX.


Ingredientes:
4 chuletas de sajonia
Tomate Triturado.
2 dientes de ajo
1/2 Cebolla
Pimientos asados
Queso en polvo
Pan Rallado
1 Huevo

Preparación:
- En un bol batimos un huevo y pasamos las chuletas por él. Después las pasamos por el pan rallado y le damos vuelta y vuelta en la sartén con un poco de aceite.
- En otra sartén ponemos los ajos cortados en láminas y dejamos que se doren.
- Añadimos la cebolla y cuando esté pochada añadimos los pimientos asados para que cojan un poco de calor.
- Una vez hecho esto, cubrimos con la salsa de tomate y dejamos que se haga a fuego lento durante unos 5 minutos.
- Servimos la chuleta en un plato y echamos un poco de la mezcla por encima de ella.
- Espolvoreamos con el queso en polvo y lista para comer. (También se puede gratinar un poco el queso en el horno)

Un saludo

8 comentarios:

  1. Excelentes chuletas, nunca las he probado así, así que me llevo la receta.
    Yo ya soy seguidora tuya hace tiempo, vedme en las lista de seguidores, gracias a ti por quedarte en mi cocina.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de q te hayas cogido la receta. ya veras como no te decepciona y esta muy rica.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Pues yo antes también las compraba y dejé de hacerlo no se por qué ..puede que me cansase de ellas. Siempre las comía vuelta y vuelta, como tú. Esta receta me parece ideal para comerlas de otra forma. Esta semana volveré a comprarlas..saludos!

    ResponderEliminar
  4. Asi ya tienes una nueva forma de hacerla y veras como estan muy buenas.
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Yo antes también comía en casa y no se pq dejamos de hacer así que me llevo tu receta que me han dado ganas e comer otra vez tu receta se ve muy rica
    besos
    http://mipasioncocinar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Es qq creo q ha sido un plato tipico en nuestras cocinas y de la noche a la mañana desaparecieron sin dejar rastro...
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Uhmmm, que buena pinta. Y eso que acabo de comer, pero me lo comeria.

    ResponderEliminar
  8. Anyol, aprovecha y quedate la receta q ya te digo q sabe mejor...jejeje

    ResponderEliminar

Siempre se agradece un comentario sobre la receta y si tenéis dudas, gustoso estaré de responderlas